Old_bakelite_phoneAlgunos se preguntarán cuál es la razón de querer memorizar teléfonos si los tenemos todos en la memoria de nuestro terminal. Desde UMA queremos animaros a que no descuidéis vuestra memoria, pues si no la usamos se acabará deteriorando y lo lamentaremos.

Estamos acostumbrados a llevar los números de nuestros amigos y familiares apuntados en la memoria de nuestro teléfono, la cual funciona de maravilla pero a la vez deteriora la nuestra porque dejamos de esforzarnos en recordarlos. Seguro que muchos os acordáis cuando no existían teléfonos móviles y teníamos que memorizar los números o los apuntábamos en una agenda y de tanto marcarlos (girando la rueda) terminábamos aprendiéndonoslos ¿Cuántos recordáis? Ahora simplemente buscamos el nombre y damos a llamar. Y el día que nuestro teléfono se estropea, no recordamos casi ninguno…

Practicando memorizaciones mejoraremos nuestras habilidades y tendremos una memoria más en forma y más sana que conservaremos durante más años. Así que os recomendamos una simple técnica, el Chunking o “dividir en trozos”.

El Chunking sirve para mejorar la capacidad de la memoria a corto plazo (MCP). Esta técnica es muy útil para recordar números, pero puede ser usada para cualquier lista de palabras.

La mayoría de las personas tienen una capacidad de MCP de unos 7 elementos (2 arriba 2 abajo), mientras que la memoria a largo plazo (MLP) es de capacidad ilimitada. Con el Chunking podremos incrementar esta cantidad.

Cuando hacemos Chunking, lo que hacemos es dividir o partir el número de ítems que mantenemos en la memoria incrementando el tamaño de cada ítem. El número de ítems seguirá siendo limitado, pero el tamaño de estos puede ser enorme.

Por ejemplo, para recordar el teléfono de UMA 917117461 , podemos intentar recordar todo el número o hacer divisiones en grupos: 91 711 74 61. Así, en lugar de recordar 9 números individuales, recordaremos 4 números más largos. Además, puede ser muy útil si podemos crear “trozos” significativos o familiares, como por ejemplo asociar el 61 o el 74 a nuestro año de nacimiento (si es que nacimos en el 61 o en el 74).

Es simple, pero efectivo y útil. No dejes de ponerte pequeños retos cada día y verás cómo mejora tu memoria.

Gracias por seguirnos.

Abrir chat
¿Tienes alguna duda? Escríbenos